Antropoturmix es una batidora multifunción mutante que viaja por la galaxia en misión parroquial, explorando ritos y creencias de otros mutantes
gracias por el pescado

Exorcismos. Del petardeo científico al análisis antropológico.

Desorientada y confusa después de un exceso de Canal de Historia, decidí dejarlo y me he estado dando a literatura más propia del verano, o sea, cosas como el Muy Interesante o el Quo, desechando tentaciones como Enigmas, Más Allá o Año Cero, jejeje... Así que empiezo por hacerle caso a Alaitz, que me había enviado un mensaje hacía varias semanas, con la fotico siguiente:


¡Ay, los exorcismoooossss! ¡Qué temporada llevamos con los exorcismos! 

El caso es que yo lo que quería decir es que los exorcismos son la forma más pedorra de los estados modificados de conciencia, que no es verdad que haya más posesiones, que la prensa le está haciendo el caldo gordo al puritanismo litúrgico, que están secuestrando la imaginación religiosa individual, que… que… pero… 

- Oye Alaitz, ¿y dónde ha salido esto?
- ¡En Quo! ¡Ay Mónica, que ya no sabes ni a quién le hablas!
- ¿Ein? ¿Cómo que en Quo? ¡¡Que yo no he hablado con esa gente!!

Lío, lío…


EL PETARDEO CIENTÍFICO

En periodismo existen ciertas licencias para la transcripción que son la clave de esos titulares suculentos que convierten un tema tedioso (señoras que culpan a un espíritu de que se les quemaron las lentejas… machista, pero real) en un misterio antropológico fascinante (tipo “El regreso de Satán”). Pero tales cosas no son legítimas en el discurso y el discursar científico, y cuando te ves en esas escuece… Así que, leo con cierto estupor palabras que yo no he dicho: no he dicho que el exorcismo es un rito ancestral, porque no lo es, ni he dicho que el Papa Juan Pablo fuese el primero en interesarse en el tema “desde hace siglos” porque sólo es en el último y medio… No obstante, otras cosas sí he dicho, aunque no a los de Quo… y pensando, pensando, creo que proceden de una entrevista para otra revista sobre el mismo tema (El Confidencial).

La cuestión es que, a pesar de cómo se practica la presunta difusión científica en revistas que en mi adolescencia me parecieron más serias que el Hola y el Lecturas (pero ya no, obviamente), que me citen en una revista quasi-friki es hasta ahora mi récord de vanidad. Estoy contentísima, no creáis. Ni revistas científicas ni porras. Todo el mundo sabe que las revistas de impacto y la transferencia de conocimiento circulan por vías ajenas a las del prestigio profesional aunque, no nos engañemos, si no fuese por un currículo determinado tampoco habría laureles frikis. Y es que este año, me han llamado varias veces para hacer Antropología del Exorcismo. De hecho, hasta me han grabado para un documental internacional sobre el temazo y, naturalmente, espero que lo emitan algún día en el Canal de Historia, que es el equivalente al Sálvame De Luxedel petardeo científico.

EL ANÁLISIS ANTROPOLÓGICO

Pero, pese al nivelazo petardísimo de mi literatura vacacional y del temazo, el llamativo asunto de los exorcismos está llamando la atención todo el año y merece un post antropotúrmico también. El detonante, como saben, no ha sido el regreso de Satán, sino el regreso de la Inquisición. Me explico.

Un marco histórico-cultural: el petardeo (des)informativo

Como recordaréis, hace un par de meses, todos los periódicos y telediarios al unísono amanecieron con unas imágenes de SuSan Francisco I imponiéndole las manos a un chico que gritaba mientras el Santo Padre procedía. Por unanimidad, la prensa se precipitó calificando la imposición de manos como exorcismo, y la Iglesia católica respondió al día siguiente desmintiéndolo. 
SuSan Francisco saludando ¿al Maligno?
Aunque el ínclito Padre Amorth (que es al exorcismo como Fox Mulder a los Expedientes X) insiste en visibilizar el Exhorto al Maligno como si la Iglesia no se hubiera dedicado a hacer nunca otra cosa, lo cierto es que en el último siglo por lo menos los Papas romanos no han ido por la calle haciendo exorcismos, y que cualquiera con acceso a internet sabe que el exorcismo del ritual romano es más complejo que una imposición de manos y un padrenuestro… (aunque según Amorth no) Así pues, ¿qué rayos hace la prensa interpretando esta imagen como lo hizo? Pues en primer lugar el sensacionalista… porque basta con echar un rato en internet para saber que no era el caso (excepto si los periodistas son fervientes Amorthianos ellos mismos). En segundo lugar... asumir el imaginario hollywoodiense y evangélico de rito, y pasarse por el arco del triunfo la tradición romana. Y en tercer lugar, dejarse llevar por el entusiasmo que ha venido causando en los últimos tiempos la escuela de exorcistas vaticana y la llegada de los Reservoir Dios a algunas iglesias (por ejemplo, la Archidiócesis de Madrid mandó a unos curas a estudiar exorcismos y la prensa española lo anunció a bombo y platillo como si hubieran fichado al mismísimo Doctor Van Helsing). 
Los Reservoir Dios, expresión e imagen robadas de Quo.

Antecedentes antropológicos: la propia Iglesia convirtió el exorcismo en superstición

En el Concilio Vaticano II, cuando se renueva todo el ritual romano menos el relativo al exorcismo, se palpaba la convicción no explícita de que las posesiones demoníacas eran fruto de  supersticiones pueblerinas de mujerucas pobres e ignorantes o, en su caso, de enfermos mentales con ganas de armar el circo padre. En el contexto modernizante de la época, el del Aggiornamiento, la Iglesia daba un paso atrás en sus terrenos tradicionales para que la medicina y la educación (o sus instituciones y especialistas) se ocuparan de asuntos por este estilo. Ya en la obra de Ernesto de Martino (La tierra del remordimiento) podemos apreciar cómo la Iglesia era protagonista resignada de sanaciones que le incomodaban. Algo parecido se deja ver en los trabajos de Lisón y de otra manera es también visible en los de William Christian. Desde finales del siglo XIX por lo menos (consolidándose la legitimidad de los médicos e imponiéndose la perspectiva psiquiátrica sobre los estados modificados de conciencia) la Iglesia va progresivamente incomodándose con su protagonismo ritual en asuntos que consideraba (como lo hacía la ciencia) supersticiones. Sin embargo… ni las posesiones demoníacas, ni las visiones marianas o cristianas, ni las experiencias religiosas privadas, ni la comunicación directa con lo sagrado en general se han desvanecido como presagiaron positivistas e Iglesia al unísono.
 
Martillo de Brujas
Martillo de raros
Ni probablemente aumentaron, tampoco (sobre nada de esto hay datos cuantificables). Más bien cambiaron de barrio y al Malleus Maleficarum lo sustituyeron los sucesivos DSM (guías de diagnóstico para enfermedades mentales), en los que la experiencia de contacto directo con lo sagrado es un síntoma aceptado como indicio de patología. Pero tampoco se quedó el asunto en este barrio. A partir de los años 70 del siglo XX, y en virtud de los Nuevos Movimientos Religiosos en Estados Unidos, ocurrieron dos cosas que volvieron a poner sobre la palestra a los posesos: 1) el nacimiento del pentecostalismo y su peculiar ritualística de sanación, que ha seguido cosechando éxitos de conversión desde entonces (en ciertas formas tradicionales de pentecostalismo se atribuye al demonio la enfermedad y la mala suerte de la persona, males de los que se libera a través de la sanación espiritual); y 2) las pelis de exorcismos (en especial la de Friedkin, claro), cuyo impacto ha sido definitivo entre otras cosas porque han presentado a los sacerdotes católicos como los más guays de los exorcistas a causa de la cosa más frívola del mundo: lo bien que queda en pantalla la sotana, el alzacuellos y el rollo mágico-tenebroso que da a las audiencias protestantes todo lo relacionado con el Vaticano (y ello a pesar de que en Estados Unidos la inmensísisisisisisima mayoría de exorcistas son protestantes, no católicos).

William Christian está convencido de que hay una tasa constante de visiones marianas y de santos varía con las modas religiosas pero que en cierto nivel (bajo) permanece estable. Aunque las fiestas de endemoniados como las que describe Lisón sí han descendido de asistencia, estoy convencida de lo mismo que Christianpero respecto a las posesiones demoníacas (probablemente muy inferiores en número a las visiones). Creo que hay una constante de fondo que varía en función de las modas religiosas y que está relacionada con los avatares de los estados modificados de conciencia en la cultura. Esto significa dos cosas…

La primera: si la gente sigue sintiendo que el mal entra en su cuerpo y en su vida en forma de posesión, es cuestión de tiempo que el desprecio de la Iglesia católica por los malestares de los endemoniados facilitara la conversión del poseído a un tipo de cristianismo capaz de explicarle qué significa su malestar y capaz de proveer ritos que lo alivien. En otras palabras, si el cura de tu pueblo se ríe en tu cara el día que le dices que Satán te visita… es cuestión de tiempo que conozcas a un pentecostal con un buen marco de sentido para ti y le hagas un corte de manga a la curia romana, por imbéciles. Aunque la curia no es imbécil, y ahora que han caído en la cuenta de lo que ha estado pasando han montado una escuela de exorcistas que lo flipas, claro.

La segunda cosa: el exorcismo, antes la quema de brujas, y también las investigaciones de milagros, han sido las tres formas tradicionales que ha tenido la Iglesia católica de perseguir y exterminar a lo largo de su historia toda forma de experiencia religiosa privada. Tanto las visiones marianas como las posesiones demoníacas incluyen como elemento definitorio los estados modificados de conciencia, estados que, junto con la creencia y el rito, constituyen los tres elementos fundamentales de las formas religiosas más frecuentes en todas las culturas. En el cristianismo, los trances privados se han entendido siempre, sin excepción, como un asunto sospechoso. Incluso en los casos de los místicos tradicionales, que hoy son respetados, pero que pasaron las de Caín en su momento, y quién más quien menos sufrió investigación inquisitorial sobre sus experiencias. El propio San Francisco (cuyo ejemplo celebra nuestro SuSan actual), se las vio tiesas para que no lo echaran de la Iglesia… de hecho, si no recuerdo mal, la suya es la primera orden mendicante que admitió Roma en un momento en que los curas andaban con demasiadas ideas propias por ahí, y terminaron por aceptar la regla franciscana con tal de que incluyeran el voto de obediencia (una desmovilización clásica por cooptación).  Como demuestran los trabajos de De Martino y Christian, entre otros, la medicina y la educación laicas tomaron el testigo de esta persecución y perfeccionaron en lo posible el exterminio de lo que unos consideraron patologías y otros supersticiones.

Dilemas morales de la moda exorcista: ¿esto también es por la crisis?

Teniendo en cuenta lo anterior, cabe afirmar que el exorcismo (y los exorcistas, y la fantasía de la prensa), constituye una de las fórmulas más empobrecedoras a la hora de entender la experiencia religiosa, que de paso es también una política de control sobre las formas privadas de relación directa con lo sagrado. Que los Reservoir Dios son el regreso de la Inquisición, y no de Satán, me parece una interpretación más adecuada. Y aunque el tema sea seductor, el entusiasmo de la prensa es (aunque lo sea de forma inconsciente) un acto de legitimación de la política de expropiación religiosa que caracteriza al catolicismo. Sin embargo, esto es, al mismo tiempo, lo que en Antropología llamamos culto periférico. Los cultos periféricos se caracterizan por darse en grupos minoritarios y preferentemente subalternos, o sea, gentes que no tienen capacidad de acción política real (o sea, hacer lo que sea que tengan que hacer para protestar y perseguir sus propios fines) y que expresan sus malestares en un lenguaje de victimización religiosa (obviamente, los cultos de posesión en general se han considerado mayoritariamente bajo este prisma). Y ello explica también eso de que el Vaticano II considerase que las posesiones demoníacas eran cosa de mujerucas, pobres e ignorantes (porque estas tres categorías son característicamente actores políticos excluidos en el imaginario moderno). Por todo ello, el regreso de los exorcismos no es sólo, como dice la prensa, una suerte de reencantamiento del mundo o de regreso del imaginario mágico, sino más bien, el regreso de las políticas de control del acceso a la magia, políticas que se ejercen específicamente sobre una población que culpa al Maligno de sus malestares porque otros culpables no son susceptibles de ser acusados de nada. Esto es, creo, la apoteosis de la subordinación.

Como el Maligno es muy malo y hace sufrir a la gente, pues tampoco es cosa de ponerse de su parte, pero convendría no despistarse del significado político que se esconde detrás de las fantasías postmodernas del exorcismo. Dice Beriain que no son más que supersticiones y que en tiempos de crisis la gente se endemonia más. Más bien, diría yo, en tiempos de impunidad para los culpables, hasta yo misma tengo la tentación de pensar que el Mal se ha personificado y me posee en forma de rebaja de sueldo, de paro, de desahucios… ¿Creo entonces que la crisis económica efectivamente ha desatado las posesiones? No, creo que la Iglesia (y la prensa) están sacando partido a su modo del desconcierto general que causa la impunidad generalizada de los malos físicos aceptando, creando, acogiendo, celebrando... a los malos metafísicos, haciendo el agosto, vamos. Por eso, de momento hay más prensa volcada en sobreinterpretar el fenómeno que posesos por las calles, pero... lo que no hay ahora lo habrá. "No pienses en un elefante..." y el elefante aparecerá delante de ti... No es magia, es propaganda (o marketing, si prefieres así).

NO SE PIERDAN... 
  • La campaña a favor del exorcismo que viene haciendo el periódico ABC
  • También Libertad Digital hace la misma campaña, aunque con modos más blandos.
  • El Mundo pone el foco sobre "el endemoniado más famoso del mundo"
  • Las intervenciones del padre Portela contando que ya ha exorcizado a doce mujeres por culpa de un curso de Reiki... Política de campos religiosos...
  • Algo más sobrio el especial de El Pais, que cuenta con el no menos mítico padre Fortea
  • Decicidamente crítico con la moda exorcista es eldiario

Dedicamos este post a Ana la de la Carpetana, inventora de mitos y hereje crónica.

[El reportaje de Quo aquí]
[Programón de Equipo de Investigación sobre exorcismos en LaSexta]

18 Comentarios:

3 de septiembre de 2013, 8:07 Dr.Gameboy dijo...

Esto no viene a cuento de nada absolutamente, es una asociación libre que ha hecho mi cerebro mientras leía estas cosas. Curiosamente la letra me ha recordado a todo tipo de prácticas religiosas xD
http://www.youtube.com/watch?v=wW7zIn1eeYM.

Lo del papa no me ha parecido un exorcismo ni nada, el niño ese casi no gritaba!!! Y qué fue de los improperios en arameo? Lo peor no es si resurge o disminuye el número de endemoniados por habitante, lo malo es que podemos comprobar como decae el nivel cultural de los mismísimos espíritus que los poseen!! (sa perdio tó)


13 de septiembre de 2013, 7:41 cornix dijo...

Total, total, lo que no sé del todo es si los espíritus están últimamente muy poco interesantes o nos llega ya la información malamente terciada y por eso parecen tan bobos, estoy en esa duda, jajajaja...

16 de septiembre de 2013, 12:48 Anónimo dijo...

Lo de los exorcistas y los estados alterados de conciencia es como si los masajistas pretendieran recuperar el sitio que les han ocupado los fisioterapeutas: por poner una metáfora.

Hoy me estoy quedando sin luz....tal vez sin luces. Pero el tema es... un temazo.

Ana la de la Carpetana (hereje crónica).

17 de septiembre de 2013, 10:15 Anónimo dijo...

Y yo me pregunto angustiada; como sé yo si se me han metido los demonios dentro. Qué tengo que notar para tener la seguridad de padecer tal situación.

Tal vez haya que contarselo a nuestro confesor de cabecera y este nos dará un volante (P-10) para visitar al exorcista.

¿Habrá lista de espera?.

¿Todos los exorcistas trátan todo típo de posesiones demoniacas, o hay especializaciones?.

¿Las posesiones demoniacas, podrían ser objeto de Incapacidad Laboral Transitoria (ILT)?.

Si, se te llevan los demonios siendo objeto de moving en tu entorno laboral: ¿se puede denunciar?, ¿hay alguna sección sindical encargada de estos casos?.

Si, como consecuencia de una posesión demoniaca persistente, o vámos crónica [PDP ó PDC], quedaras incapacitado para el desempeño de tu profesión: ¿se podría contemplar una incapacidad totál?,¿de qué indemnizaciones podríamos estar hablando?.

Estar poseida por los demonios, qué consecuencias penales me podría acarrear....es una circunstancia agravante o atenuante... ¿qué pasaría con las multas de tráfico?.

Estar endemoniada es un obstáculo ...¿cómo de grande? para entrar en el paraiso?...¿hay ayudas?.

¿Que típo de dios es tan distraido que permite que los demonios le manguen adeptos?.

¿Qué hace un endemoniado, contra quién y contra qué se rebela?, ¿a quién molesta?.



Ana la de la Carpetana.


28 de septiembre de 2013, 5:49 Anónimo dijo...

¿Cómo se puede hablar de endemoniamientos, despues de las publicaciones (papers) sobre neurotransmisores, sinapsis neuronales, estados alterados de conciencia?.

Pero si,...si,...es mucho lo que los científicos han construido sobre la naturaleza y la física del ser humano...y muy poco lo que han dedicado a que la sociedad les siguiera en su trepidante ritmo investigatorio.

No existen reuniones divulgativas dominicales, coincidentes con el descanso laboral, destinadas a concentrar la atención de los fieles asistentes, ni se le pasa la cesta a la sociedad para recaudar fondos para el boson de Higgs.

No hay una estructura que permita a los científicos ser parte de esta sociedad, como lo es la familia o la religión.

La cientificidad se ha creido que formaba parte de una élite , de inteligencia superior que no tenia que rendir cuentas mas que ante ella misma y a regañadientes frente a la administración estatal. Pero resulta que los votos, merced a los cuales se obtienen los presupuestos de investigación, se deben a personajes como Belen Esteban (con perdón), y que tienen discursos políticos, lanzados desde los púlpitos, los domingos, que encarnizan la realidad con un discurso dicotómico sobre el bien y el mal.

El resultado es:.........Esperanza Aguirre.

Ana la de laCarpetana

14 de octubre de 2013, 10:44 Anónimo dijo...

Cuando alguien se contamina tanto, tanto, tanto...con lo feo, con lo sucio, con lo diferente.

Se le descontamina. Se le estigmatiza (en terminos clínicos: se le aisla). Se le exorciza (este verbo no sé si estará bien conjugado) , esto es realizar todo un cúmulo de ritos neuróticos para devolverte a los valores de tu clan.

O se le mete en SALFUMAN, que es como las profesionales del hogar tratan estos problemas de los malos olores y los tufos diabólicos.

Ana la de la Carpetana.

20 de octubre de 2013, 5:19 Anónimo dijo...

Que si, que la imaginación religiosa individual es un objetivo a abatir por los totalitarismos divinos. Los dioses únicos de las grandes religiones construyen un sistema dicotómico que excluye a los disidentes, bien es cierto que se les permite rezar a las diferentes advocaciones; valga como ejemplo "el santisimo cristo de las injurias". Pero la coreografía liturgica tiene mogollón de performatividad mas, cuanto mas totalitaria sea.

Ahora bien sacarle los demonios a uno del cuerpo, podría ser como hechar fuera de los limones el jugo.O sea despachurrar a los disidentes.

En realidad es:... a la voz de "yo soy vuestro dios", todos los congregados, sienten lo mismo, visionan lo mismo, hacen la misma coreografía, se emocionan lo mismo, y al volver a sus casas...comen lo mismo.

Estos rituales, si, tienen mucha performatividad; los sentimientos minoritarios o incluso individuales, se apelmazan y se sumergen para aceptar las coreografias liturgicas en la gemeinschaft para despues llevarlos digeridos e incorporados a la gesellschaft.

Los exorcistan pastorean la vigilancia de la citada coreografía liturgica.

Ana la de la Carpetana.

1 de noviembre de 2013, 5:04 Anónimo dijo...

Y nuevamente estámos, asomandonos a los ritos de difuntos. Las calendas otoñales nos traen de nuevo al orden social; el orden que imponen los del más allá a los del más acá.

Los cementerios de pueblo y los cementerios de ciudad,....¡Ah!, los cementerios..........: son espacios que tienen gran importancia en el mantenimiento del orden social. Los dioses desde arriba cuyos espaciós de performatividad son los templos, nos enseñan el lugar que nos corresponde en la comunidad, en la familia, en la aldea y en general en la sociedad. Los difuntos desde arriba, pero sobre todo desde abajo, tienen como espacios de performatividad los cementerios y en ellos aprendemos los lugares sociales que nos corresponden, en la familia y en la sociedad en general. El ciclo calendárico, no es mas que un recordatorio, como las dosis de vacunación que nos mantienen en inmunizados contra las ganas de saltar de status...... o por lo menos de saltar de todos los estatus. Si prosperamos profesionalmente, siempre seguiremos siendo los hijos o los sobrinos con deudas afectivas relativas a nuestra gens. También seremos mujeres u hombres y unas fregaran mas que otros las lápidas. También tomaremos contacto a propósito de tales festividades con nuestras diferentes gens (o gentilidades en según que textos), para retomar las conexiones de estas redes sociales que tan bien funcionan en algunos clubs (Cosa Nostra mas que ejemplo, paradigma).

Los cementerios ¡Ah!....qué romántico ¿no?.

En fín me dejaré resbalar hasta el Adviento.

Ana la de la Carpetana.



1 de noviembre de 2013, 6:19 Anónimo dijo...

El día en que la menda aprenda a poner su nombre en azul arriba y a que los acentos aparezcan en los sitios de respirar ....va a ser la leche.

Ana la de la Carpetana

1 de noviembre de 2013, 6:20 Anónimo dijo...

Los acentos.... no, perdón las cómas y puntos y todo eso.

1 de diciembre de 2013, 5:17 Anónimo dijo...

Ya estamos en el Adviento.

....♪ ♫ ♫ ♪ Suenan campanas de gloria, que dejan desierta la Universidad ♪ ♫ ♫ ♪ .... ¡Ah! creo que esto es de la tuna; quería yo haberme arrancado por villancicos,..., pero vale igual.

Hemos de afrontar los cambios que la Iglesia Católica, se empeña en realizar. Va a mover la estructura primaria (según la metafora del modelo de estructura de las proteinas) de la Iglesia, para retomar el ecumenismo del que gozó en el periodo del Vaticano II..¡mmmm!, ¡mmmm!.

En esa época, se adaptaron melodías de Dylan, Beatles, Donovan, y otros cantautores de lengua inglesa cuyas melodías se cubrieron con las letras de los "poetas" del Vaticano II. Muchos curas se casaron, otros se identificaron con la clase obrera; otros muchos con los indígenas....., a sí nació la teología de la liberación, entre otros Leonardo Boff, Ellacuria, Jon Sobrino, monseñor Romero, Vicente Ferrer (estos solo son los más notables) y una buena fracción de la compañía de Jesús que andaban por el mundo ..."evangelizando"... desde la India a Sudamérica y a Australia, surgió como una nueva conciencia humanistica, ecológica y racional que a partir de ese momento se encontraron por el mundo difundiendo unos valores, que ya se encontraban en la lucha de clases, en partidos políticos y sindicatos. Y muchos de estos curas se sumergieron en estas formas sociales y sindicales, más efectivas en esos momentos que los púlpitos. ...... Bueno este es el análisis de Ana la de la Carpetana.. a los exorcistas, si eso, que los recoloquen de fisioterapeutas de la fé o haciendo fotocopias de los Hit Parade de las homilias. Todo menos volver a los confesionarios a escuchar .... ¿ ?.

Ana la de la Carpetana

10 de diciembre de 2013, 12:09 Anónimo dijo...

Los exorcistas....si su forma de ganarse la vida ...tiene que ver con el verbo exorcizar....más vale que se busquen otro trabajo.

Este verbo se conjuga fatal, no hay quien mantenga una conversación sin que se le enrrede la lengua....no es posible mantener una profesión respetable con estos problemas....de fonética y de gramática......

.......al principio fué el verbo....y el verbo se hizo carne.... y fíjate a ló que se llegó, con los sujetos y los predicados, con la sintaxis y la semiología, con la fonética (antes llamada prosodia) y los sintagmas; bueno pero los exorcistas tienen que moverse en un universo semantico, bastante complejo como para que la conferencia episcopal les haga presa de sus aspiraciones. Pobres exorcistas, becarios de la divinidad,....., dejadlos que elucubren.


Ana la de la Carpetana

19 de diciembre de 2013, 10:53 Anónimo dijo...

El bachillerato

Yo pecador/a estoy convencida que es mas fácil ser hereje una vez terminado el bachillerato que antes de empezarlo.

Si te crees lo de las ecuaciones de segúndo grado, y la evidencia empírica te conduce a resolver problemas y enigmas.
Si utilizas las clasificaciones y taxononomías de "conocimiento del medio" y te son útiles para explicar determinados fenómenos de la naturaleza.
Si ves que que la predecibilidad meteorológica se liga a la medición de parámetros físicos.

Lo dificil es seguir a un grupo social, que no sea el de tu instituto.
Lo dificil es que la identidad de tu enculturación primitiva (de la infancia y eso) te recupere para las procesiones y devociones.

¿...? Pero ¿por qué?.

Ana la de laCarpetana.

27 de diciembre de 2013, 9:48 Anónimo dijo...

¿Está la Iglesia Católica cambiando de rumbo?, ¿es el nuevo lider un capitan que cambiará el rumbo 15º a babor?, ¿o estamos ante un mesías que quebrará una rama del viejo arbol, para injertar nueva savia al viejo tronco,....,otros frutos?.

Lo bueno sería saber por donde van a serrar el viejo arbol: a) por el sacrosanto orden familiar "pater" "filius" & [SS]; b) ¿que hacemos con las mujeres?; despues de la deriva del siglo XX, las dos guerras mundiales, el cinematografo, el comunismo, los feminismos, los hippies y tal y tal ¿quien las vuelve a encerrar en la cocina? ( como a Gallardón no se le ocurra algo, mal vamos). c) ¿que orden social imponemos? c.1) Miedo a Dios, o al coco, o al Kaos; c.2) Amor a Dios,.... al projimo.....al projimo que nos designe nuestro padre, al prójimo que nos toque amar según usos y costumbres que ya se nos hará saber en su momento......


En fin, estamos imaginando, tal vez construyendo el futuro,...,se necesitan operarios.

Ana la de la Carpetana.

27 de diciembre de 2013, 10:58 Anónimo dijo...

Nuestro orden social y nuestros lideres espirituales nos aconsejan un cambio de rumbo. En el Vaticano ya lo han hecho; antes capitaneaba Joseph A. SuSan Benedicto y ahora capitanea Jorge Mario SuSan Francisco. No sabemos cuanto tendremos que cambiar el rumbo, porque sensación de escorar ya teníamos en, esta, nuestra cristiandad.

Pero "quo vadis" ¡oh católico! (me encanta como se traducen los vocativos del latin).

La sociedad debe tener un orden,....vale... la familia. La familia deberá de tener un orden:

ORDEN FAMILIAR
Los hijos obedecen a los padres, ¿por qué? por que estos les enseñan y se sacrifican por ellos (y bien que recalcan esto último de sacrificarse, cada vez que tienen ocasión). ...pero a los hijos les toca obedecer ¿eh?...¡ah!. OBEDECER ES OBEDECER de esto se sacan mogollón de actitudes y mandatos incongruentes desde el punto de vista de la biología e incluso desde el de la lógica cartesiana. Mogollón de reciprocidades sin posible respuesta ,mogollón de neurosis.

Siento escurrirme tan amenudo sobre el psicoanálisis; pero es que el siglo XX nos dejó como nos dejó.

Se está construyendo el futuro...hacen falta operarios.

¿te apuntas?.

Ana la de la Carpetana.

10 de enero de 2014, 13:32 Anónimo dijo...

La religión...¡uh! eso es un rollo de festivos por la tarde. Soy de Occidente, soy algo mediterraneo, soy ¿culpable ?.

17 de enero de 2014, 10:41 Anónimo dijo...

La culpa....ah la culpa. Dicen que un señor llamado Edipo, mató a su padre y luego se apareo con su madre; bien, los felinos lo hacen, los caprinos lo hacen y otros muchos bichos de los documentales de la 2 también. Pero a Edipo le entraron remordimientos y se pinchó en los ojos y luego perdió la vista y eso... .
¿Qué se le pudo pasar por la cabeza a este chico?, quién sabe.

El caso es que el relato de esta situación tan de "sálvame de Tebas". Se convirtió en un mito. Se me ocurre que a lo mejor el tal Edipo prefirió ingresar en la ONCE antes de que sus hijos le hicieran lo mismo que el había hecho con su padre.....puede ser. Son esas cosas que se cuentan en torno a la mesa una tarde de domingo mientras se toman unas magdalenas y unas copitas de anís del mono.

La verdad es que se aprende con los ejemplos, y la moral es dificil de meter en la cabezota de algunos individuos sino es con ejemplos basados en historias "verídicas". Los cuentos y los mitos aleccionan a los desobedientes de lo que podría llegar a ocurrirles si trasgreden los límites del orden social o se insubordinan.

Ana la de la Carpetana

15 de mayo de 2014, 8:32 Ana la de la Carpetana dijo...

Y que me decís de los que son ateos y no lo saben ellos mismos. Están socialmente integrados, se dejan llevar por las ceremonias, ritualizaciones, bodas, bautizos y saraos, sin hacer un mal ruido, eso sí, ponen cara de "mahuele" cuando se les pide que colaboren, por ejemplo leyendo una epístola de San Pablo a los gálatas, a propósito de cualquier sarao festivo; o llevando una palma el domingo de ramos, o se les pide llevar las andas de algún santo en una procesión.... .

¡Ojo!, que yo solo me refiero a los que no creen en Dios.... (todopoderoso).....(y eterno incluso).

Ana la de la Carpetana.

Publicar un comentario en la entrada